Glándulas Salivares

 Glándulas salivares

 


Testimonial Dr. Josep Rubio

 

 

       
  Parotidectomía y abordaje de minilifting

Existen tres pares de glándulas salivares mayores (parótida, submaxilar, sublingual) y entre 800 y 1000 glándulas salivares menores repartidas en la mucosa de la cavidad oral y orofaringe. La saliva contribuye a mantener la integridad de las diferentes estructuras de la cavidad oral (como los dientes o la mucosa), a la formación del bolo alimenticio y en la comunicación entre otras funciones.


Las principales enfermedades de las glándulas salivares son:

Falta de saliva (xerostomía) o aumento de la secreción salivar (ptialismo).

Enfermedades no tumorales

Sialoadenitis: Son las inflamaciones de las glándulas salivares. Pueden ser debidas a infecciones bacterianas, víricas (parotiditis epidémica o paperas, ha reducido su incidencia con la vacuna triple vírica), por radioterapia o enfermedades autoinmunes como el síndrome de Sjögren.

Sialolitiasis: Es la presencia de cálculos en los conductos que producen un dolor e  inflamación retrógrada de la glándula afectada tras la ingesta de alimentos. En algunos casos mejora la clínica con tratamiento sintomático pero otras veces hay que retirar la litiasis quirúrgicamente o mediante endoscopia (sialoendoscopia) o incluso quitar la glándula (submaxilectomía o parotidectomía).

Sialoadenosis: Enfermedad salival no inflamatoria debida a transtornos metabólicos y secretores del parénquima que se acompaña de una aumento bilateral no doloroso de las glándulas parótidas.

Quistes salivales: Pueden producirse quistes de retención de saliva en la glándula sublingual (ránula) que se manifiestan como un aumento blando y de color azulado en el suelo de la boca.

Tumores: Representan un 1.2% de todos los tumores y un 3% de los tumores de cabeza y cuello. Entre un 75 y un 85% asientan en la glándula parótida y alrededor de un 80% de los tumores de parótida son benignos. Para su correcto diagnóstico es importante realizar una PAAF (punción aspiración con aguja fina) para saber el tipo de tumor y una prueba de imagen como una resonancia magnética nuclear o una tomografía axial computerizada para saber la extensión de la lesión.

Benignos: El tumor benigno más frecuente es el adenoma pleomorfo (o tumor mixto). Otras tumoraciones benignas son el tumor de Warthin, el oncocitoma, el adenoma de células basales o el mioepitelioma entre otros. A pesar de que se trata de tumoraciones benignas precisan ser intervenidas quirúrgicamente por el potencial aumento de tamaño y de malignización en algunos casos.

Malignos: Hay múltiples tumoraciones malignas de las glándulas salivares como el carcinoma mucoepidermoide, de células acinares, de células claras, adenoide quístico o de células escamosas o metástasis de otros tumores entre otros.

El tratamiento de los tumores consiste en la resección de la glándula afectada (submaxilectomía o parotidectomía) que implica el riesgo de lesión de alguna rama o de la totalidad del nervio facial ya que atraviesa la glándula parótida, para ello puede ser de utilidad la utilización del neuroestimulador para reducir la probabilidad de afectación del nervio en algunos casos. Esta cirugía se puede realizar a través de abordajes como el de lífting que permiten esconder las cicatrices de la intervención.

CONTACTO


INSTITUT PEDIÀTRIC SANT JOAN DE DÉU

Passeig de Sant Joan de Déu, 2, 08950 Esplugues de Llobregat, Barcelona, España

Tel. 93 600 97 83  Fax. 93 600 97 84

institutpediatric@hsjdbcn.org

 

 


GNATION Centro de Cirugía Maxilofacial

Casanova 101, pral. 1ª

08011 - Barcelona

Tel. +34 93 453 79 65 Fax +34 93 451 44 80

info@joseprubio.com